MI CASA DE MONTE

Estoy en mi nueva casa de monte. Después de comer salgo a darme un paseo. Decido ir a investigar un poco para conocer un poco mejor la zona. Son ya las 7, llevo dos horas andando y a las 9 se hace de noche, así que tengo el tiempo justo para volver.
Empieza a levantarse un suave viento. Está empezando a oscurecer y creo que no es el camino de vuelta, me he perdido. A un lado del camino hay un par de enjambres de abejas. Al pasar, se me echan todas encima y pierdo el conocimiento.
Me despierta una fuerte tormenta de lluvia y ya es totalmente de noche. Tengo muchísimo miedo, pero quiero llegar a mi casa. De pronto oigo los pasos de un caballo que vienen hacia mí. Levanto la vista en el preciso momento en que un rayo, acompañado de su sonido, me muestra la cara de un aldeano que pasa por allí con su caballo.
— Necesito ayuda. Me he perdido. Vivo en una casa nueva de por aquí y no sé cómo volver. ¿Me podrías ayudar?— le digo muy asustado
—Si, pero… ¿ qué te ha pasado en la cara?
—Me ha picado un enjambre de abejas.
—Entonces tendremos que darnos prisa. ¿Cuál es el número de tu casa?
—El 88.
—¡Sube deprisa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: